Cómo encontrar un piso para estudiantes universitarios

piso de estudiantes
Buscar piso es algo que muchos estudiantes universitarios realizan cada año y a veces puede convertirse en una pesadilla. Por ejemplo, para buscar pisos para estudiantes en Pamplona se pueden seguir una serie de pautas. De ellas te vamos a hablar en este artículo, para que te cueste menos encontrar tu piso para tu año lectivo.

Tips para que los universitarios puedan encontrar piso

Nunca hay que cerrar las puertas a nuevas opciones a las que puede que no estemos acostumbrados. Lo normal en muchos casos es compartir piso o ir a una residencia de estudiantes. Lo mejor que se puede hacer es varios tipos de búsqueda: pisos compartidos, residencias de estudiantes o un pequeño apartamento.

Cuando se tengan varias opciones elegidas, llega el momento de controlar la economía. Es importante que el alquiler no supere el 35% de los ingresos mensuales. La vivienda es uno de los gastos más importantes durante el curso académico. Con este máximo, se podrá hacer frente a los imprevistos que puedan aparecer.

Por otro lado, se aconseja evitar los portales de Internet que no ofrezcan pisos verificados por profesionales. Hoy en día hay un gran número de anuncios y cierto porcentaje son falsos y buscan estafar a los futuros inquilinos.

También se aconseja usar Internet para buscar cuáles son las zonas más próximas a la Universidad. De esta forma no solo se podrán conocer dónde están los pisos sino si tienen servicios próximos. Hospitales, tiendas, centros culturales, bibliotecas, etc.

Busca el piso con suficiente tiempo de antelación

Nunca se debe esperar hasta el último momento para comenzar la búsqueda. Cuanto más próximo esté la fecha de inicio del curso, menos opciones se tendrán. Por eso, es importante buscar durante los meses de mayo a septiembre. Normalmente, la media para reservar un piso es de aproximadamente 52 días.

También se debe hacer un listado completo de las preferencias que se tienen. Antes de comenzar a buscar, es necesario plantearse cuáles son las líneas que no se deben traspasar y qué es lo que se puede sacrificar. Aunque un piso muy próximo a la universidad es más cómodo, ir un poco más lejos permitirá ahorrar un poco más de dinero.

Hay que informarse bien sobre cuáles son las normas que imperan en la comunidad de vecinos. Antes de decidirse por determinado piso hay que saber horarios de ruidos, capacidad máxima de la vivienda, mascotas sí o no, etc.

Para finalizar, no hay que olvidarse de leer el contrato con detenimiento. Es muy importante conocer los gastos que se incluyen en el precio y cuáles no están incluidos. La duración del alquiler también debe ser observada, así como los utensilios y mobiliario que hay en el inventario de la vivienda. De esta forma, se podrán evitar problemas en el futuro con el arrendador.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.